El gobierno británico de Theresa May no tiene un plan concreto sobre el "brexit" y trabaja en más de 500 proyectos relacionados con la salida del Reino Unido de la UE, según revela hoy un documento filtrado y publicado hoy en  "The Times".

El informe, hecho por un consultor que trabaja para la Oficina del Gabinete (encargada de coordinar los objetivos del gobierno entre los distintos departamentos), revela el alcance de la complejidad del "brexit" y las divisiones en el gobierno conservador sobre la estrategia a seguir, por lo que lo que necesitaría otros seis meses para tomar una decisión sobre las prioridades.

Esta información sale a la luz después de que la primera ministra británica, Theresa May, haya confirmado que activará el artículo 50 del Tratado de Lisboa, que establece un periodo de negociación de dos años sobre los términos de la retirada de un país comunitario, para antes de que termine marzo del año próximo.

Sin embargo, el trabajo sobre el "brexit" requerirá que el gobierno contrate a 30.000 funcionarios adicionales, de acuerdo con el análisis, titulado "Actualización del brexit" y con fecha del pasado día 7, agrega la información de "The Times".

El documento indica, además, el descontento de importantes sectores empresariales por la decisión de los ministros de dar garantías de que, por ejemplo, el fabricante de automóviles Nissan no sufrirá cuando el Reino Unido abandone la UE.

Según los detalles de este análisis, hay críticas por el estilo de gobernar de Theresa May, pues tiende a mirar ella misma todos los detalles y a tomar las decisiones.

De acuerdo con este documento, los funcionarios del gobierno tienen problemas para cumplir con la carga de trabajo consecuencia del "brexit" y el calendario del mismo.

"Los distintos departamentos han estado ocupados desarrollando sus proyectos para implementar el brexit, lo que ha resultado en más de 500 proyectos", agrega.

El documento añade que el gobierno necesitaría otros seis meses para acordar sus prioridades para dejar la UE y cuál será su estrategia de negociación, mientras que afirma que a pesar de los debates entre los ministros no hay una estrategia común.

En cuanto a las divisiones en el gobierno, el análisis cita problemas entre los tres ministros que apoyan el "brexit": el titular de Exteriores, Boris Johnson; el ministro para la salida británica de la UE, David Davis, y el ministro de Comercio Internacional, Liam Fox, frente al titular de Economía, Philip Hammond, y el titular de Empresa, Greg Clark.

Los británicos votaron el pasado 23 de junio a favor de salir del bloque europeo, al que se unieron en 1973.

 

PUB/IAM