Un niño murió hoy de infarto en la ciudad de Alhucemas (norte de Marruecos) tras sufrir un ataque de pánico al sentir el terremoto que se registró está mañana en el mar de Alborán y que tuvo 6,3 grados de magnitud en la escala abierta de Richter.

El pequeño, de 12 años, tuvo un ataque cardíaco por pánico al sentir el temblor, y murió poco después de llegar a urgencias del hospital de la ciudad, según han informado fuentes de la Protección Civil de Alhucemas,

Otra persona de 35 años de edad resultó herida al tirarse por la ventana de un segundo piso por el miedo que sintió tras el terremoto, que le recordó el de 2004 de la misma ciudad (donde hubo casi 500 muertos), subrayaron las fuentes.

Mientras tanto, las instituciones de la ciudad funcionan a su ritmo normal, salvo las escuelas que están de vacaciones.

 

PUB/IAM