El nuevo acuerdo de paz del Gobierno colombiano y la guerrilla de las Farc sacaría al proceso del limbo en el que quedó tras el triunfo del "no" en el plebiscito del pasado 2 de octubre.