Un reportera pakistaní fue golpeada por un oficial de policía mientras grababa un boletín de noticias en las calles de este país. Pese a esto, la profesional podría ser procesado por "obstaculizar el trabajo oficial".