Un policía muerto y 25 heridos dejó este viernes un atentado con granadas contra una comisaría en la ciudad venezolana de Guanare (oeste), tras el cual fue abatido uno de los presuntos atacantes, informaron las autoridades.

Dos hombres que se desplazaban en una motocicleta lanzaron los artefactos al patio de la sede policial, donde los agentes estaban formados en fila para iniciar sus labores, dijo a periodistas Reinaldo Castañeda, gobernador del estado Portuguesa, del que Guanare es capital.

El ministro del Interior, Gustavo González, acusó este viernes en la noche a dirigentes del partido opositor Voluntad Popular, fundado por el dirigente encarcelado Leopoldo López, de apoyar "hechos deplorables" como los de Guanare, que "no escapan de estar relacionados con estas acciones de guerra no convencional".

La organización opositora repudió en un comunicado la "irresponsable acusación" del ministro y dijo que el gobierno intenta "responsabilizar a Voluntad Popular de hechos de violencia".

La explosión de las granadas de fragmentación "causó la muerte de Elvis José Medina y múltiples heridas a 25 oficiales del cuerpo de seguridad", indicó por su parte la Fiscalía en un comunicado.

Según Castañeda, uno de los agresores fue abatido a tiros posteriormente en un enfrentamiento con la policía.

Es un "hecho de terrorismo", afirmó el gobernador oficialista, e indicó que los servicios de inteligencia y la policía científica investigan los móviles del atentado.

Asimismo, reportó que la mayoría de los heridos están en condición estable y reciben atención médica.

Desde mediados de 2015 se registraron en áreas urbanas de Venezuela una decena de ataques con granadas.

Los artefactos fueron arrojados contra sedes de la Guardia Nacional y de la policía en Caracas y los estados Carabobo, Aragua y Táchira, así como contra una cárcel y un periódico en la ciudad de Maracay.

PUB/SVM