Najim Laachraoui, uno de los dos yihadistas que se hicieron estallar en el aeropuerto de Bruselas el 22 de marzo, fue identificado por varios ex rehenes franceses en Siria como uno de sus carceleros, según fuentes cercanas a la investigación.

Cuatro periodistas franceses - Didier François, Pierre Torrès, Edouard Elias et Nicolas Hénin - estuvieron retenidos como rehenes en Siria en 2013 y 2014, y varios de ellos reconocieron a Laachraoui como uno de sus carceleros, que se hacía llamar Abou Idriss, según las fuentes.

"Nicolas Hénin ha identificado formalmente" a este Abou Idriss en la persona de Najim Laachraoui, declaró su abogada, confirmando informaciones difundidas por la prensa francesa.

Najim Laachraoui, belga de 24 años de edad, se hizo estallar el 22 de marzo en el aeropuerto de Zaventem-Bruselas junto con Ibrahim El Bakraoui. Un tercer yihadista, identificado después como Mohamed Abrini, participó también en ese atentado.

Dos franceses fueron ya identificados por los ex rehenes, liberados en abril de 2014 tras diez meses de cautiverio. Se trata de Mehdi Nemmouche, acusado del atentado contra el Museo Judío de Bruselas, y de Salim Benghalem, amigo de los hermanos Kouachi y de Amédy Coulibaly, autores de los atentados cometidos en Francia en enero de 2015.

Descrito como "un buen alumno, sin problemas de disciplina", Laachraoui se incorporó a la organización Estado Islámico (EI) en Siria en febrero de 2013, según la fiscalía belga.

El 9 de septiembre de 2015, dos meses antes de los atentados de París, fue objeto de un control de carretera en la frontera austro-húngara junto con Salah Abdeslam, sospechoso clave de esos atentados, ahora encarcelado en Bélgica.

Los investigadores sospechan que fue el artificiero de esos atentados, o incluso uno de sus coordinadores, y de haber estado en comunicación telefónica con algunos de los kamikazes del 13 de noviembre.

 

PUB/IAM