Un temblor de 6,1 grados de magnitud sacudió la noche de este jueves a Nicaragua, causando pánico en la población y daños en algunas viviendas, informaron servicios geológicos y funcionarios.

El Servicio Geológico de Estados Unidos registró el sismo a las 21H25 locales (03H25 GMT), con epicentro a 17 km al este de Puerto Morazán, en el departamento de Chinandega, cerca de la frontera con Honduras, y fue sentido en este país y en El Salvador,

"El temblor prácticamente fue percibido en todo el país (..) fue un sismo enorme, inusualmente fuerte", señaló la portavoz del gobierno de Nicaragua, la primera dama Rosario Murillo, a medio oficiales.

"Ha habido mucho nerviosismo y personas desmayadas", agregó.

El Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter), por su parte, reportó que el sismo fue seguido de otro temblor de 4,5 grados.

Ineter dijo que el fuerte sismo tuvo su epicentro a 22 km al noroeste del Volcán San Cristóbal, en Chinandega, a una profundidad de 2,3 km.

El segundo fue percibido 14 minutos después a 15 km al noroeste del mismo volcán, a una profundidad de 7,2 km, precisó Ineter.

El epicentro de los sismos está a unos 112 km al noroeste de Managua.

Murillo dijo que la sacudida fue seguida por al menos 80 pequeñas réplicas, que han causado daños en algunas viviendas y que por el momento no tienen reportes de daños humanos.

El gobierno activó como medida de prevención los cuerpos de socorro y unidades de defensa civil el ejército y suspendió las clases en los departamentos de Chinandega y León, en el occidente del país.

PUB/IAM