La mañana del martes, Corea del Norte anunció por la señal de su televisión estatal haber tenido éxito en una prueba a nivel subterráneo de una bomba de hidrógeno. La comunidad internacional ha respondido con preocupación, amenazando con aumentar las sanciones sobre Pyongyang y pidiendo la convocatoria de una sesión extraordinaria del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Por eso, hablamos con José Maldifassi, experto en energía nuclear, quien aclaró las diferencias que hay entre la generación de energía nuclear con la fabricación de armamento atómico. Sorprendentemente, fue el experto quien, al mencionarle el motivo de la entrevista, hizo la primera pregunta.

- ¿Por qué los periodistas correlacionan bombas con energía nuclear?

Justamente por eso es que queremos hablar con usted, porque es una correlación que no solo puede que hagamos los periodistas, sino que también la gente.
- Ya, okey. Lo interesante de esto es que Corea del Norte no tiene reactores nucleares que generen energía eléctrica. Pero tiene bombas atómicas. Eso demuestra que una cosa no explica la otra.

Y el proceso, ¿tampoco es parecido?
- Un reactor nuclear no puede explosionar como lo hace una bomba atómica. No puede. Son dos cosas totalmente distintas. Es como decir que en el auto se usa bencina, pero también se usa para hacer bombas molotov. Son cosas distintas.

Pero el auto podría explosionar por la bencina, por ejemplo en el caso de un accidente.
- Sí, pero no la usa con un propósito bélico, y por lo mismo en un reactor nuclear una explosión nuclear no puede ocurrir.

Ya, pero sí hay riesgo de que por ejemplo, en caso de un terremoto, se filtre radiación y que esta afecte a la población, el mismo efecto secundario de una bomba nuclear.
- Mira, en el caso de Fukushima, hubo un terremoto y los reactores se apagaron y se comenzaron a enfriar, y estaban enfriándose tranquilamente cuando vino el tsunami, que eliminó la capacidad de refrigeración de los reactores, y los reactores tuvieron una explosión química, no nuclear. Como resultado de la explosión química, y debido a que esa explosión química destruyó parcialmente los elementos que contienen el uranio y el material radiactivo que hay dentro, se liberó este material radiactivo.

¿Y cómo fue en el caso del accidente de Chernóbyl, de 1986?
- En el caso de Chernobyl, hubo una explosión química. El reactor comenzó a generar mucha potencia y el circonio, que es el material que envuelve a las vainas del elemento combustible, en este caso del uranio, produce una reacción química que separa el hidrógeno del oxígeno, se produce óxido de circonio y ese óxido de circonio libera hidrógeno, porque el oxígeno se va al circonio y se separa de la molécula de hidrógeno. Y lo que ocurrió en Chernóbyl fue una explosión química de hidrógeno que reventó el reactor.

 

La bomba de Corea del Norte, un país pobre

 

¿Por qué cree que la comunidad internacional teme tanto que Corea del Norte desarrolle esta bomba?
- La bomba de Hiroshima tenía una potencia equivalente a 16 kilotones, 16 mil toneladas de TNT. Esta explosión causó la muerte, si mal no recuerdo, de aproximadamente 140.000 personas, y tuvo un radio destructivo de aproximadamente 4 o 5 kilómetros. Todo esto, con 16 kilotones. Una bomba de fusión tiene del orden de los 5 megatones, 5 millones de toneladas de TNT. Vale decir, una bomba de hidrógeno es mil veces más poderosa que una bomba de uranio o plutonio. ¿Qué efecto causaría esto? Por poner un lugar de alta concentración de gente, como Santiago. Si cayera una bomba de fusión en Santiago, fallecerían entre 5 y 6 millones de personas, con un radio destructivo de aproximadamente 50 kilómetros. Entonces, si se pusiera una bomba de hidrógeno de 5 megatones, haría que Santiago desapareciera. La capacidad de destrucción de esto es de dimensiones inconmesuradas.

¿Cuáles son los efectos que podría tener la detonación de este artefacto a nivel subterráneo, como lo habría hecho Corea del Norte?
- Durante los años 60 hubo una gran cantidad de explosiones de bombas de hidrógeno para pruebas. Y lo hicieron los rusos, los estadounidenses, los franceses, y lo que ocurre es que la cantidad de material radiactivo que se libera es bastante alta. Como esas explosiones fueron en el aire, los vientos dispersan este material. Cuando en el atolón Moruroa (en la Polinesia Francesa) Francia hacia sus pruebas, el material radiactivo llegaba aquí a Chile. ¿Por qué se hacen las explosiones bajo tierra? Primero porque es secreto. Cuando se hace algo subterráneo es fácil esconderlo. Segundo, porque una explosión subterránea controlada no libera material radiactivo al ambiente. Lo que sí causa es una onda de choque similar a un terremoto.

Los sismógrafos de Corea del Sur, Japón y China detectaron un movimiento de 5,1 grados Richter en la zona de la explosión. Hay expertos que dicen que, en el caso de que la explosión hubiese sido producida por una bomba de hidrógeno, el choque en la tierra hubiese sido mucho más grande.
- Sí, hubiese sido mucho más grande.

Otra crítica que se le hace al gobierno de Corea del Norte es que llevar a cabo un plan de armas nucleares como el que lleva es muy costoso. ¿Cuánto cuesta un plan así?
- El gobierno de los Estados Unidos puso en ejecución un proyecto en Los Álamos para la bomba atómica. Y eso duró un año y medio aproximadamente, y trabajaban no sé, 1.500 personas. Es el llamado Proyecto Manhattan. Trabajan metalurgistas, químicos, físicos, laboratoristas, etcétera. El problema está en que en Corea del Norte es un país bastante pobre. Entonces, lamentablemente Corea del Norte tiene además limitada la compra de materiales en el extranjero, por lo que tiene que pagar precios exorbitantes a traficantes por adquirir ciertos elementos. Estamos hablando de un proyecto de esta naturaleza que está llevando a cabo un país como Corea del Norte, por lo que debe estar gastando cientos de millones de dólares. Plata que Corea del Norte no tiene, porque es un país pobre.

 

PUB/FHA