Un edificio de departamentos de lujo ha sido nombrado como la “peor de construcción” del 2016.

Se trata del Lincoln Plaza en Docklands, Londres quien ganó en 2016 el Carbuncle Cup, con un juez que describió la construcción como una “película de terror” y el “modo de realización vomitivo”.

Es la quinta vez consecutiva que un edificio de Londres ha ganado el dudoso honor a cargo de la revista Building Design (BD).

Los materiales con los que está hecho son las principales causas que llevaron al rascacielos a recibir el galardón. Así se describe en la revista que otorga el premio: “la forma de realización arquitectónica de mareo, las náuseas congeladas en vainas de vidrio y aluminio de color”.

Más allá de haber sido calificado como feo, el jurado lo describió como "una invitación abierta a cometer suicidio". La obra es del estudio BUJ Architects y se destaca por su revestimiento geométrico, balcones de cristal y un salón con "vistas al cielo". La intención de su desarrollador fue eregir un nuevo ícono a la par del complejo de torres de Canary Wharf.

El Lincoln Plaza, diseñado por los arquitectos BUJ Architects, consta de dos torres residenciales de 31 pisos – nombrados Franklin y Greenwich – integrado con un hotel.

En su página web, Galliard Homes indica que se ofrece “impresionantes vistas, instalaciones de primera clase y comodidad de un superlativo… Lincoln Plaza se ajusta para proporcionar una de las más prestigiosos y sofisticados nuevos puntos de referencia en el horizonte icónico de Canary Wharf.”

Los precios comienzan en 16.5 millones de pesos, para un piso de 3 habitaciones con los residentes que tienen acceso a un conjunto de billar, sala de cine privada, gimnasio y jardín panorámico.
 

 

PUB/IAM