Una joven de 19 años se suicidó el martes arrojándose a las vías al paso de un tren de cercanías de París, filmando al mismo tiempo su gesto a través de Periscope, aplicación que permite a los particulares transmitir vídeos en directo, informó este miércoles una fuente judicial.

La justicia abrió una investigación para determinar las circunstancias del suicidio, ocurrido en Egly, un suburbio del sur de París.

"El análisis del teléfono y la recuperación del vídeo están en curso", precisó la fuente.

Según los primeros elementos de la investigación, la joven "habría mencionado una violación y designado un agresor" al grabarse, añadió la fuente, que se mostró sumamente prudente respecto a la realidad de esos hechos.

Los gendarmes indicaron que fueron alertados "por un usuario de Periscope que estaba conectado con la víctima y que nos dijo que ella no estaba bien", pero no pudieron impedir el suicidio.

Periscope permite difundir gratuitamente filmaciones de vídeo en directo, retransmitidos por una cuenta Twitter. Cada vídeo se puede ver durante 24 horas y luego desaparece.

 

PUB/IAM