Se llama Luna, tiene 18 meses y es mezcla de pastor alemán con husky. Vivía con Nick Haworth en San Diego y un día, fueron a pescar juntos en el bote de él. Entonces, mientras Haworth estaba ocupado con la caña, el hilo y la carnada, la perrita desapareció.

El hombre la buscó con la ayuda de la marina estadounidense por dos días, pero nada. Finalmente, Haworth se dio por vencido y publicó en Facebook "RIP Luna", haciendo oficial su fallecimiento.

Pero cinco semanas después, Luna apareció en la isla de San Clemente, que sirve como base de entrenamiento de la marina estadounidense frente a la costa de Tijuana, México. La mascota nadó más de tres kilómetros para llegar a la isla, donde fue encontrada muy sentada al costado de una carretera.

Se cree que la mascota no habría pasado más de un día en el agua. Está flaca, pero se ve fuerte. "Siempre supe que era una luchadora", dijo Haworth.

PUB/FHA