La cadena pública de radio y televisión de Baviera ha publicado una polémica guía destinada a los refugiados que llegan a Alemania para tratar de favorecer su integración en el país. Sin embargo, la guía no resulta nada didáctica, ya que está basada en estereotipos negativos relacionados con la religión islámica que están provocando la repulsa de parte de la población, una reacción que se ha visto agudizada en el país germano tras la ola de agresiones sexuales durante Nochevieja en Colonia.

A través de una serie de ilustraciones, el manual pretende aleccionar a los refugiados sobre comportamientos comunes y obvios, que salvo excepciones son compartidos por los refugiados ya en sus países de origen. El folleto explica que para mantener una conversación se debe mirar a los ojos, no se debe tocar a una mujer aunque vista de un modo provocativo y que no se puede pegar a los hijos propios ni ajenos. Tres ejemplos de situaciones que no necesitan explicación.

La empresa responsable de la polémica guía para los refugiados es la Bayerischer Rundfunk (Radiodifución Bávara), fundada en 1949 y más conocida por sus siglas BR. Forma parte de la ARD, la agrupación de radiodifusoras públicas de Alemania y controla diez emisoras de radio y dos de televisión.

Pero los dibujos que han dado que hablar son otros. Por ejemplo el de la viñeta tachada en la que un hombre le da una palmada al trasero de una mujer que sube unas escaleras llevando una minifalda. “Las mujeres deben ser respetadas, sin importar cómo vayan vestidas”, subraya el epígrafe.tra ilustración comentada muestra a una pareja de varones caminando de la mano por la calle para dar cuenta de que la homosexualidad es aceptada en público. En cambio, la sociedad alemana no tolera que los niños sean golpeados, recuerda otro dibujo tachado con una cruz naranja donde una mujer adulta golpea a una niña.

La guía ha generado críticas en las redes sociales al ser considerada por algunos como paternalista e incluso racista. Otros han preferido tomárselo con humor y publicado una guía sobre cómo los occidentales deben comportarse en Oriente Medio. No invadir Irak, evitar financiar a dictadores o dejar de venderles armas son algunas de las consignas.

 

PUB/IAM