El certificado de nacimiento del automóvil lleva el número 37435, este dígito es el registro de la patente del primer “vehículo de gasolina” presentado por el ingeniero Karl Benz el 29 de enero de 1886 en la Oficina Alemana de Patentes Imperial en Berlín. El documento de 130 años de antigüedad es testimonio del espíritu innovador, poder creativo y visión empresarial de Karl Benz. Desde el año 2011, este documento es parte del Programa Memoria del Mundo de la UNESCO.

Cómo empezó todo

En 1885, Karl Benz desarrolló el primer automóvil del mundo, el “Motorwagen”. Para ello instaló un motor monocilíndrico de cuatro tiempos (954cc de desplazamiento, funcionando a 400rpm con 0,55kW / 0,75 HP de salida) de forma horizontal en un chasis especialmente diseñado. Su velocidad máxima era de 16km/h, siendo el primer vehículo de tres ruedas totalmente autónomo impulsado por un motor de combustión interna.

El Motorwagen hizo su primera aparición pública el 3 de julio de 1886 en la ciudad de Mannheim. Sin embargo fue el viaje de larga distancia desde Mannheim a Pforzheim en 1888 que demostró la idoneidad de automóvil para el uso diario. 

Este viaje no fue realizado por Carl Benz, sino por su esposa Bertha. Demostrando la absoluta confianza por el invento de su marido, Berta realizó el viaje acompañada por sus hijos Eugen y Richard.

En 1886 los pioneros inventos de Karl Benz y Gottlieb Daimler trajeron una nueva dimensión de movilidad. Durante los últimos 130 años, las innovaciones presentadas por MercedesBenz se han constituido sobre este logro, donde la seguridad, confort, eficiencia y confianza son sus pilares.

Con los desarrollos actuales en las áreas como: la conducción autónoma, los vehículos conectados de forma inteligente y la movilidad eléctrica, Mercedes-Benz presenta el futuro del automóvil. Pero todo comenzó con un camino visionario que Karl Benz estableció el 29 de enero 1886, cuando él solicitó una patente para su gran invento: el automóvil.

PUB/VJ