Cazatesoros polacos y alemanes anunciaron este viernes el lanzamiento de una búsqueda destinada a encontrar su supuesto "tren de oro nazi", que habría sido escondido por los alemanes al final de la Segunda Guerra Mundial cerca de Walbrzych (sudoeste de Alemania).

La existencia de ese tren fue desechada en diciembre por los especialistas de la Academia de Minas de Cracovia, que sin embargo no excluyeron la hipótesis de un túnel, reconociendo anomalías del terreno.

Por ello, los cazadores de tesoros decidieron continuar su búsqueda: "los trabajos empezaron (el viernes) por la mañana. Hemos instalado una valla y hemos iniciado el desbrozo y el nivelado del terreno", declaró a la AFP su portavoz, Andrzej Gaik. "Si el tren está ahí, lo encontraremos. Si encontramos el túnel, también será un éxito: quizá el tren esté escondido dentro".

Los cazadores quieren excavar tres fosos de unos 100 metros de ancho y de una profundidad de seis metros. Unas 60 personas trabajaban en el sitio.

Las excavaciones se realizan con fondos propios de sus miembros y de patrocinadores privados, después de obtener las autorizaciones oficiales.

El polaco Piotr Koper y el alemán Andreas Richter había anunciado su descubrimiento en agosto de 2015, afirmando tener pruebas, gracias a exámenes realizados con georradar.

Ambos trenes desaparecidos en la primavera de 1945 en la región de Walbrzych, contenían supuestamente oro y obras de arte. Los cazatesoros basan su confianza en la existencia comprobada de importantes túneles subterráneos construidos por los alemanes en la época nazi, incluidos los del castillo de Ksiaz (Fürstenstein), cerca de Walbrzych.

 

PUB/IAM