El ex presidente y senador colombiano, Álvaro Uribe Vélez, empezó a destapar sus cartas, con las que espera lograr unos cambios en la negociación que cerró el gobierno de Juan Manuel Santos con la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc).

Así,se mostró partidario de que se amnistíe al grueso de los guerrilleros de las Farc que no hayan cometido delitos graves."Que se le dé amnistía a aquellos del grupo de las 5.700 personas (...) que no estén inclusos en delitos no aministiables a la luz de la legislación de hoy", dijo Uribe en una intervención en el Senado.

Indicó que este procedimiento jurídico se puede hacer con base en el número de guerrilleros (5.700) que indicó el general Javier Flórez, son los que están en armas en las Farc.

Una propuesta más que hizo Uribe es que el Congreso le dé trámite a una ley en la que se plantean unos beneficios jurídicos a los militares que tienen procesos en curso ante los jueces, pero que –asegura— no busca perdonarles delitos.

Uribe planteó, además, que se logre una reunión entre gobierno, el resto de partidos políticos y Farc, para hablar sobre la necesidad de crear unas condiciones que garanticen mantener la seguridad que existe hoy en la mayor parte del país.

El senador aseguró que el problema en este momento es jurídico, porque de haber entrado en vigencia los acuerdos, la que estaría violándose e interpretándose de diferentes formas sería la Constitución.

En este contexto, los partidarios y opositores se sentarán a hablar en la comisión del diálogo convocada por Santos con el fin de "buscar acuerdos que permitan salvar el proceso y que se construya una paz estable y duradera".

PUB/IAM