Salud Hernández, colaboradora del periódico español El Mundo y columnista del diario colombiano El Tiempo, fue vista por última vez el sábado mientras trabajaba en la zona, donde también se reportó el lunes la desaparición de al menos dos empleados de la cadena local RCN, el periodista Diego D' Pablos y el camarógrafo Carlos Melo, mientras informaban sobre lo ocurrido a la reportera.

El presidente Juan Manuel Santos declaró este martes que ordenó reforzar todos los operativos para la búsqueda de los comunicadores. "Anoche había cinco reporteros (desaparecidos): dos de Caracol, uno de la agencia EFE, dos de RCN. Aparecieron los de Caracol, apareció el reportero de la agencia EFE, los dos de RCN todavía no han aparecido", precisó.

Uno de los reporteros de Caracol, Diego Velosa, aseguró que el lunes estaba con su equipo en Filogringo, en el municipio de El Tarra, donde supuestamente estaba Hernández cuando la vieron por última vez, cuando fueron "abordados por guerrilleros del ELN".

"Nos retuvieron por espacio de tres horas y tras tres horas de interrogatorio nos quitaron todos los equipos (...) y nos obligaron a salir del lugar", relató Velosa, quien afirmó que poco antes, en el mismo sitio, "fue retenido un equipo de periodistas del canal colega RCN".

En un comunicado, la televisora RCN denunció "el posible secuestro" en el Catatumbo de D' Pablos y Melo, de quienes pidió su "liberación inmediata".

La ONG colombiana Fundación para la Libertad de Prensa (Flip) manifestó a su vez que el "ELN tendría en su poder a (los) periodistas". Ya el lunes, El Mundo había informado que Hernández estaba "secuestrada por la guerrilla".

El Ejército de Liberación Nacional (ELN, guevarista) y el gobierno de Santos anunciaron en marzo el próximo comienzo de conversaciones de paz, que se han frenado por la negativa de esa guerrilla a renunciar al secuestro.

En Twitter, el jefe negociador del gobierno con el ELN, Frank Pearl, escribió si el ELN tiene en su poder a los comunicadores "debe liberarlos cuanto antes".

La emisora BluRadio divulgó, por su parte, el audio de una supuesta interceptación hecha a guerrilleros del ELN en Catatumbo, de la cual el gobierno no ha podido confirmar la autenticidad y en la que se menciona un periodista que están "moviendo entre frentes", sin dar ningún nombre.

- ¿Desaparición o secuestro? -

Aunque el gobierno informó que, además de Hernández, son dos los reporteros aún desaparecidos, la Flip reportó que hay tres periodistas locales en "paradero incierto", dos de RCN y otro del que no se tiene información.

También el fiscal general, Jorge Perdomo, dijo en rueda de prensa que los desaparecidos son dos periodistas de RCN y "un acompañante", detallando que tanto a ellos como a Hernández se les está intentando rastrear por sus teléfonos móviles.

EFE, por su parte, confirmó las agresiones a los reporteros y puntualizó que el camarógrafo que trabajaba para ellos en la zona es un colaborador ocasional de la agencia.

La información sobre la situación de los periodistas ha sido difícil de confirmar, tanto para autoridades como para medios, por la precariedad de las comunicaciones en esa región fronteriza con Venezuela.

En la zona hay presencia de bandas narcotraficantes y de guerrillas como el ELN, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) y el Ejército Popular de Liberación (EPL), pero ninguno de estos grupos ha reivindicado su responsabilidad.

Sobre Hernández, quien también tiene nacionalidad colombiana, el fiscal dijo que por ahora se considera "una desaparición". Si hay evidencia de que "puede estar secuestrada, así lo daremos a conocer", aseveró.

Justo antes de ser secuestrada, Hernández dio una entrevista al medio regional TV San Jorge en la que hablaba del reporterismo que realizaba en Catatumbo, centrado en el control del narcotráfico en la zona por distintos grupos armados.

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) y el Comité para la Protección de Periodistas (CPJ) han manifestado su preocupación y pedido la pronta localización de Hernández.

Para este miércoles está prevista una movilización en el centro de Bogotá para pedir por la liberación de los periodistas.

Colombia vive un conflicto de más de medio siglo, que ha involucrado a guerrillas, paramilitares y fuerzas del Estado y deja ya 260.000 muertos, 45.000 desaparecidos y 6,8 millones de desplazados.

 

PUB/IAM