Varios senadores republicanos pidieron hoy que el candidato de su partido a la Casa Blanca, Donald Trump abandone la carrera presidencial tras la emisión de un vídeo en el que se escucha al magnate hacer comentarios denigrantes sobre las mujeres.

"El carácter importa. @realDonaldTrump obviamente no va a ganar. Pero él puede todavía hacer algo honorable. Echarse a un lado & dejar intentarlo a Pence", afirmó hoy en su cuenta de Twitter el senador por Nebraska Ben Sasse, en alusión al gobernador de Indiana y aspirante republicano a la Vicepresidencia, Mike Pence.

En la misma línea se manifestó, a través de un comunicado divulgado en la misma red social, el senador por Idaho Mike Crapo.

"No nos equivoquemos. Necesitamos un liderazgo conservador en la Casa Blanca. Urjo a Donald Trump a echarse a un lado y permitir al Partido Republicano proponer un candidato conservador como Mike Pence que pueda derrotar a Hillary Clinton", afirmó Crapo.

El senador por Idaho condenó las "repetidas acciones y comentarios sobre las mujeres" de Trump, que "han sido irrespetuosos, soeces y degradantes", y recordó que él ha trabajado durante dos décadas para prevenir la "violencia doméstica".

Ya el viernes, el senador por Utah Mike Lee también exigió al multimillonario que deja la candidatura presidencial mediante un vídeo publicado en Facebook.

"Con el debido respeto, le pido que se eche a un lado", subrayó Lee.

Asimismo, el senador por Illinois Mark Kirk instó a Trump a dimitir y pidió al aparato del Partido Republicano que aplique "normas de emergencia" para cortar el paso al magnate.

Los senadores reaccionaron así tras divulgarse el viernes un vídeo de 2005 en el que se escuchan comentarios lascivos y muy vulgares del multimillonario sobre las mujeres.

Pese a la presión de su propio partido, Trump aseguró hoy que no abandonará la carrera presidencial.

"Hay cero posibilidades de que vaya a renunciar", dijo hoy el empresario en una entrevista al periódico The Wall Street Journal, en la que niega que su campaña esté "en crisis" y asegura que el apoyo que está teniendo es "increíble".

PUB/IAM