El ex ministro griego de Finanzas Yanis Varoufakis lanzó este martes desde Berlín un nuevo movimiento político con el que pretende evitar la desintegración de Europa, cuando el bloque se enfrenta a una grave crisis migratoria.

Siete meses después de haber dimitido del Gobierno de izquierda radical de Alexis Tsipras, el muy mediático Varoufakis presentó en la capital alemana el movimiento paneuropeo Democracy in Europe Movement 2025 (DiEM25), con el que aspira a democratizar e inculcar más transparencia en la Unión Europea.

En su presentación, Varoufakis arremetió contra el "rotundo fracaso (de los 28 países miembros de la UE) en manejar la crisis de los refugiados de una manera sensible y humanista, con la posible excepción de Angela Merkel", la canciller alemana, con la que el año pasado mantuvo un pulso durante su breve paso por la cartera de Finanzas griegas.

La solución para manejar la llegada a Europa de cientos de miles de personas que huyen de la guerra y la miseria "no es construir muros" o "campos de concentración", declaró Varoufakis. "Esos alambres de púas y muros reflejan la inseguridad y no hacen más que difundir inseguridad", aseguró.

"La desintegración de la Unión Europea va a provocar un colapso similar a lo que ocurrió en los años 1930", antes de la llegada al poder de los nazis, predijo Varoufakis en una rueda de prensa en uno de los teatros más conocidos de Alemania, el Volksbühne.

Su nuevo movimiento tiene también como objetivo poner fin a "un proceso de decisión político opaco" cuyo "objetivo es impedir a los europeos ejercer un control democrático sobre su dinero, sus finanzas, sus condiciones de trabajo y medioambiente", reza el manifiesto fundador.

DIEM 25, un movimiento "abierto a todos los demócratas liberales, sociales, radicales, ecológicos" en Europa, tiene por el momento un apoyo moderado de la izquierda europea. Dos diputados europeos del partido español de izquierda radical Podemos estuvieron junto a Varoufakis en Berlín, una ciudad que el exministro griego escogió por considerar que "nada puede cambiar" en Europa sin "la participación completa de Alemania".

DIEM 25 -una referencia al 'Carpe Diem' romano- considera "obsoleto el modelo de partidos nacionales que forman alianzas frágiles en el Parlamento Europeo".

Pero Varoufakis, de 54 años, que no tiene ningún mandato político desde las elecciones legislativas griegas del 20 de septiembre, no dijo si su movimiento presentará candidatos a los próximos comicios europeos.

Su plataforma propone la creación de una "asamblea constituyente" antes de 2025 para redactar una "Constitución democrática que remplace todos los tratados europeos actuales".

En un deseo de total transparencia, exige también que se publiquen o retransmitan todas las reuniones de dirigentes europeos y del Banco Central Europeo (BCE).

Desde su dimisión del Gobierno griego, el 6 de julio, el exministro no ha dudado en revelar detalles sobre las interminables negociaciones entre Grecia y sus acreedores.

Varoufakis, que califica a DIEM 25 de proyecto "absolutamente utópico", reconoce que "podría fracasar", pero estima que no hay alternativa.

 

PUB/IAM