Una obra del pintor Frans Hals, subastada en Sotheby's, fue vendida por más de 10 millones de dólares. ¿Su problema? es totalmente falsa.