El inicio del diálogo en Venezuela llevó a la oposición a detener la agenda de acciones contra el presidente, Nicolás Maduro, al suspender un juicio sobre la responsabilidad del presidente Nicolás Maduro en la crisis y una marcha al palacio presidencial de Miraflores, a la espera de resultados del diálogo auspiciado por el Vaticano.

Los anuncios de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) llegaron luego de que el gobierno de Maduro facilitara la liberación de cinco dirigentes opositores que se encontraban detenidos como muestra de voluntad del oficialismo a seguir negociando en las cuatro mesas de trabajo acordadas luego de la mediación de la Unasur y el Vaticano, para desactivar la profunda crisis política en el país.

La decisión busca dar prioridad a las conversaciones para aminorar la crisis política del país. “En función de dar esa oportunidad que ha pedido El Vaticano, queremos diferir apenas por unos días la agenda de hoy “, dijo el diputado Julio Borges, jefe de la bancada opositora durante la sesión .

La oposición dio plazo al gobierno para nuevos gestos hasta la próxima reunión el 11 de noviembre. Ramos Allup aseguró que se gestiona la liberación de más presos, salvo la de Leopoldo López porque no quiere "medidas sustitutivas", sino "libertad plena".

Maduro, quien ha mantenido fuertes cruces de declaraciones con el jefe parlamentario, saludó sus anuncios. "Vi las declaraciones de Ramos Allup, muy buenas declaraciones, lo felicito", expresó.

El jefe de Estado también se dirigió al secretario ejecutivo de la MUD, Jesús Torrealba, al referirse al encuentro que el domingo abrió el diálogo con acompañamiento del Vaticano y la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur). "Le di la mano a 'Chuo' Torrealba. A mí me caía muy mal y ahora me cae bien (...). Es simpático", aseguró.

La distensión del conflicto puso a Maduro de buen humor

Maduro estaba citado al Parlamento para enfrentar las acusaciones, pero en lugar de ir estrenó, sonriente, cantando y hasta bailando, su programa musical "La hora de la salsa" en una radioemisora oficial.

"Hoy arranca la Navidad en Venezuela", celebró el mandatario socialista, quien ya había adelantado que no se prestaría "para ningún tipo de falsos juicios" y metería presos a quienes le abrieron un proceso ilegal.

Su primera elección musical fue la salsa Indestructible, de Ray Barreto, aquella que canta que "con la sangre nueva está la fuerza indestructible".

 

PUB/IAM