El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, advirtió este jueves que si la oposición intenta darle un golpe de Estado reaccionará con tanta dureza que el gobernante turco, Recep Tayyip Erdogan, quedará como "un niño de pecho" comparado con su respuesta.

"¿Ustedes vieron lo que pasó en Turquía? Erdogan se va a quedar como un niño de pecho, frente a lo que va a hacer la revolución bolivariana si la derecha pasa la frontera del golpismo otra vez", dijo Maduro en la televisión local.

El pasado 15 de julio, un fallido alzamiento militar contra Erdogan dejó 272 muertos. Su gobierno ha respondido con la detención de cerca de 26.000 simpatizantes del predicador Fethullah Gülen, a quien Ankara acusa de instigar la intentona golpista.

Maduro aseguró que, en un escenario similar, pondría "orden y autoridad con la ley a nivel nunca antes visto" en Venezuela.

"No lo digo por decirlo. Estoy preparado para hacerlo y me sabe a casabe (no me importa) lo que diga la OEA y el imperialismo norteamericano", agregó. Sin embargo, luego matizó sus palabras: "Quiero paz, quiero diálogo, quiero prosperidad", dijo.

La oposición venezolana se alista para marchar hacia Caracas el próximo 1 de septiembre, para exigir al poder electoral la fecha de recolección de cuatro millones de firmas necesarias para convocar un referendo revocatorio contra el presidente.

"Ya están activados en casi todo el país los comandos por el cambio", declaró este jueves a periodistas Jesús Torrealba, secretario ejecutivo de la coalición Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

PUB/CM