Decenas de policías impedían este miércoles con un cordón de seguridad llegar hasta la sede central del órgano electoral a un millar de opositores que iban a exigir un referendo revocatorio contra Nicolás Maduro.

Armadas con escudos, chalecos y cascos, los policías formaron una barricada en un sector cercano a Plaza Venezuela, donde se habían concentrado los opositores para emprender la marcha hacia el centro de la capital, a las oficinas del Consejo Nacional Electoral (CNE), constataron periodistas de AFP.

Entre la multitud, algunos fueron afectados por gas pimienta que un desconocido lanzó, aunque sin incidentes graves hasta ahora.

"¡Revocatorio, revocatorio!, ¡Fuera Maduro!, gritaban algunos, con carteles contra el gobierno. Muchos llevaban banderas de Venezuela.

El líder opositor Henrique Capriles y el presidente del Parlamento, Henry Ramos Allup, encabezaban la concentración en Caracas, pero ante el cordón policial debieron retirarse entre empujones.

Esta es la primera concentración de la oposición bajo un estado de excepción que decretó el pasado viernes el presidente, con el que pretende cerrar el paso a los intentos por sacarlo del poder.

 

PUB/IAM