La alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) convocó hoy a una huelga general de 12 horas el próximo viernes en todo el país, así como a una manifestación hacia el palacio presidencial el 3 de noviembre, anunció el secretario ejecutivo de la plataforma de oposición, Jesús Torrealba.

Al término de una manifestación en Caracas que reunió a decenas de miles de personas en el marco de la llamada "Toma de Venezuela", los dirigentes de la MUD dijeron que marcharan al Palacio de Miraflores para notificarle al presidente del país, Nicolás Maduro, las decisiones que adopte la Asamblea Nacional en relación con su cargo.

La oposición venezolana también anunció  que declarará al presidente Nicolás Maduro en "abandono del cargo", algo que le notificará tras la marcha del próximo 3 de noviembre.

Luego que el parlamento apruebe esa declaración, "el 3 de noviembre (...) le vamos a notificar a Nicolás Maduro que fue declarado por el pueblo venezolano en abandono del cargo", aseguró el titular de la Asamblea Nacional, de mayoría opositora, Henry Ramos Allup.

"Lo vamos a hacer en manifestación pacífica que va a llegar hasta el palacio de Miraflores", agregó desde la tribuna en una multitudinaria manifestación.

"De aquí hasta allá vamos a tener que soportar y sortear muchas emboscadas del gobierno, es posible que rodeen la Asamblea Nacional con grupos violentos e incluso con fuerzas represivas", agregó Ramos Allup.

Poco después, el excandidato presidencial Henrique Capriles exigió a Maduro "ordenar" al Consejo Nacional Electoral, al que la oposición acusa de servir al gobierno, la continuidad del proceso de referendo revocatorio, suspendido el pasado viernes.

"Yo le digo al cobarde que está en Miraflores (...) que el 3 de noviembre todo el pueblo venezolano se viene para Caracas porque vamos pa'Miraflores, manifestó Capriles.

Decenas de miles de personas se movilizaron en Caracas y otras ciudades de Venezuela, en una demostración de fuerza tras el duro golpe recibido por la suspensión del proceso de referendo.

"Tenemos que lograr la destitución del dictador", dijo Lilian Tintori, esposa del opositor encarcelado Leopoldo López, al intervenir en los discursos desde la tribuna.

En medio de una creciente crispación política, Maduro instaló cerca del mediodía el Consejo de Defensa de la Nación para evaluar el "golpe parlamentario" en el país.

En ese consejo, en el que participan los poderes públicos, el presidente insistió en llamar "al diálogo político y la paz en Venezuela".

En los alrededores del presidencial palacio de Miraflores se concentraron sus seguidores para apoyarlo.

PUB/IAM