El Consejo Nacional Electoral (CNE) suspendió este jueves la recolección de firmas necesarias para convocar un referendo revocatorio contra el presidente venezolano, Nicolás Maduro, prevista para la próxima semana, anunció el organismo en un comunicado.

El CNE "acata las medidas ordenadas por los tribunales y ha girado instrucciones de posponer el proceso de recolección hasta nueva instrucción judicial", señaló el poder electoral en referencia a sentencias que dejaron sin efecto un primer recaudo de rúbricas para solicitar la consulta en varios estados.

La coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) debía recoger el 26, 27 y 28 de octubre cuatro millones de firmas (20% del padrón electoral) que exige el CNE como requisito para llamar a las urnas.

Pero tribunales penales de al menos cinco estados invalidaron el recaudo previo de firmas del 1% del padrón en esas regiones, requisito para pedir el revocatorio y que la MUD fuera reconocida como promotora.

Las decisiones judiciales "tienen como consecuencia la paralización, hasta nueva orden judicial, del proceso de recolección de 20% de las manifestaciones de voluntad (...), en el que el Consejo Nacional Electoral estaba trabajando luego de terminada la primera etapa de una solicitud hecha por el partido MUD en abril pasado", indica el texto.   

El CNE subrayó que los tribunales "ordenan posponer cualquier acto que pudiera haberse generado como consecuencia de la recolección del 1%" de apoyos. 

Según el CNE, la justicia emitió esos dictámenes por "los delitos de falsa atestación ante funcionario público, aprovechamiento de acto falso y suministros de datos falsos al poder electoral". 

El CNE hizo un llamado "al diálogo nacional como fórmula democrática por excelencia para preservar la paz y la estabilidad" de Venezuela, y ofreció su ayuda para "búsqueda de las mejores condiciones que hagan fructífero este encuentro".

 

PUB/CF