El momento en el que un supuesto terrorista fue abatido por las fuerzas de seguridad francesas tras atropellar a decenas de personas con un camión en Niza, quedó registrado en un video, el cual fue grabado por uno de los testigos.

El atacante, identificado como Mohamed Bouhlel, permaneció atrincherado en la cabina del camión, que alquiló días antes para cometer el atentado, y resistió unos minutos hasta que finalmente fue abatido por las autoridades.

Testigos afirman que el conductor del camión gritó "Alá es grande" en árabe, en lo que claramente se trataba de una misión suicida. Por su parte, grupos pro Estado Islámico celebraron el ataque en las redes sociales, aunque hasta el momento nadie se ha adjudicado el atentado. 

La policía encontró un arsenal de armas y granadas dentro del camión, también se localizó un teléfono celular. Según las investigaciones posteriores, ninguno de los explosivos y los fusiles servían para provocar mayor daño. Solo la pistola que tenía consigo y con la que disparó contra los agentes de policía.

Entre los últimos detalles que se han sabido sobre la tragedia es que las fuerzas de seguridad ya registraron el supuesto domicilio del conductor del camión, el que fue descrito por sus vecinos como "solitario" y "silencioso".

Mohamed Lahouaiej-Bouhlel, de 31 años de edad, nació en Túnez, no tenía la apariencia de una persona religiosa y, a menudo, se vestía con pantalones cortos, según contó uno de sus vecinos, según informaron medios locales. 

Al hombre se le conocía por delitos menores, pero no estaba en las listas de jóvenes musulmanes radicalizados que podrían estar en contacto con grupos yihadistas, informaron fuentes policiales a los medios franceses.

El individuo utilizó un camión para arrollar a una multitud que celebraba la fiesta nacional de Francia en Niza. Hasta el momento esta agresión ha dejado 84 personas fallecidas y unos cien heridos

Aunque el presidente de Francia, François Hollande, calificó lo ocurrido de "ataque terrorista", aún no se conocen los motivos ni si el conductor actuó solo o era parte de un grupo extremista.