Una madre de 26 años de edad, declarada en muerte cerebral, ha dado a luz a dos gemelos. Los médicos de un hospital de Michigan decidieron realizar la cesárea para tratar de salvar a los niños, que nacieron prematuramente con 25 semanas de gestación. 

Christine Bolden había sufrido dos aneurismas el pasado seis de marzo cuando tras sentir un fuerte dolor de cabeza perdió el conocimiento y se desplomó en medio de la calle.

A pesar de la gravedad de su estado, su familia continuó esperando la recuperación de Christine, hablaban con los bebés y frotaban su vientre, según publica ' The Huffington Post'.

Los médicos, sin embargo, la declararon en muerte cerebral y pocas semanas después la tensión de Christine se volvió inestable poniendo en peligro a los bebés, así que decidieron intervenir.

El 17 de abril realizaron la cesárea y nacieron  Alexander y Nicholas, prematuros de 25 meses. La familia de Christine considera el nacimiento un milagro, porque "Dios  no podía llevársela a ella y a los niños".

Este caso no es el único que recoge la literatura médica. Otras mujeres en estado de coma han dado a luz. En 2001, Chastity  Cooper, llevó su embarazo  a término después de caer en coma tras sufrir un accidente de coche.  En el momento del accidente, esta mujer solo tenía dos semanas de embarazo. 

En 2010, el bebé de una mujer somalí nació de una madre en estado de coma debido a un tumor cerebral.