La policía turca mató este jueves a dos presuntas militantes de un grupúsculo de extrema izquierda ilegal que acababan de atacar una comisaría en el distrito Bayrampasa de Estambul, anunció el gobernador local.

Las dos mujeres fueron "neutralizadas" durante una operación de las fuerzas de seguridad contra el edificio en el que se habían atrincherado después del ataque, declaró Vasip Sahin, citado por la agencia progubernamental Anatolia. 

Fuentes policiales citadas por Anatolia las identificaron como Cigdem Yaksi y Berna Yilmaz, miembros del Partido Frente Revolucionario de Liberación del Pueblo (DHKP-C).

A media mañana, las dos mujeres lanzaron varias granadas, que no estallaron, y abrieron fuego delante del cuartel general de la unidades antidisturbio de la policía de Estambul. Los agentes respondieron e hirieron a una de las dos pero ellas lograron darse a la fuga, según la agencia de prensa Dogan.

Dos policías sufrieron heridas leves, precisó el gobernador.

PUB/FHA