Amanda Alvear, una de las 49 víctimas fatales del tiroteo en la discoteque Pulse de Orlando, estado de Florida, Estados Unidos, estaba transmitiendo vía Snapchat en el momento en que Omar Mateen comenzó a disparar su rifle AR-15, el más vendido de ese país.

Otro usuario, amigo de Amanda que no estaba en Pulse la noche del sábado, se preocupó por ella cuando supo de lo sucedido, por lo que publicó en su cuenta de Facebook el video de Amanda, en el que no queda claro si fue víctima. Finalmente se confirmó que sí.

En el video se pueden ver momentos de la fiesta antes de escucharse los disparos de Mateen.

PUB/FHA