Un horrible crimen tiene en shock a Estados Unidos, específicamente al estado de Nuevo México, en donde una madre, su novio y una prima de este violaron a una niña de 10 años, a la que le inyectaron metanfetamina, la apuñalaron y una vez muerta la desollaron, el día de su cumpleaños.

Sucedió cerca de Alburquerque, en Nuevo México, donde fueron detenidos Michelle Martens de 35 años, Fabian Gonzáles de 31 y Jessica Kelley de 31; los tres fueron acusados de violar y asesinar a la hija de 10 años de Michellle Martens.

Un horriplante crimen enluta a Nuevo México

Por este crimen hay tres detenidos

AP

Foto:

Según registros policiales, Martens supuestamente confesó a la policía que su novio la drogó para "calmarla", con el objetivo de que Kelley y él pudieran tener relaciones sexuales con ella. Tanto González como Kelley son primos y ya habían sido detenidos en otras ocasiones, mientras que Martes no tiene antecedentes penales.

Susana Martínez, gobernadora de Nuevo México, calificó este hecho como un crimen "indescriptible". La niña, de nombre Victoria Martens, fue encontrada en el baño del departamento de su madre; en una horrorosa escena para la policía.

Un horriplante crimen enluta a Nuevo México

Decenas de personas se unieron para recordar a la niña

AP

Foto:

"Esta es una tragedia horrible para nuestra comunidad. Quiero asegurarle al público que se hará justicia y nos aseguraremos de realizar una exhaustiva investigación", comentó a medios de comunicación Gordon Eden, jefe del Departamento de Policía de Alburquerque.

Se conocieron en un sitio de citas

Fabián González, novio de la madre del menor, aseguró ante medios de comunicación que él no estaba involucrado en el atroz crimen y se declaro inocente de los cargos. Dijo haber conocido a Michelle Martens, madre de la niña, en un sitio online de citas. Ella tiene otro hijo menor.

Un horriplante crimen enluta a Nuevo México

Hicieron una vigia en su honor

AP

Foto:

González ya había sido detenido en 2004, se le acusó de abuso infantil, manejar bajo los efectos del alcohol y resistirse al arresto.

Los vecinos de la localidad rindieron tributo a la menor colocando veladores, peluches y haciendo una vigilia en su honor.