Un hombre con un pene biónico está listo para perder finalmente su virginidad a sus 43 años.

Mohammed Abad sufrió un grave accidente cuando tenía seis años, el cual provocó que perdiera sus genitales.

Luego de recibir un transplante, la siguiente semana podrá estrenar su miembro biónico, con la ayuda de la trabajadora sexual Charlotte Rose.

La prostituta que cobra cerca de 300 dólares la hora señaló que no piensa cobrarle al escocés, debido a que se siente honrada, de haber sido elegida como su primera amante.

Ella espera que perder su virginidad le de más confianza con otras mujeres.

Abad dijo al diario británico "The Sun" que "será una gran forma de empezar el año".