El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, dio inicio este viernes a la IV Cumbre de Seguridad Nuclear, la que en esta oportunidad tiene como motivo discutir el posible ataque de un grupo radical con material nuclear.

El encuentro que reúne a más de 50 mandatarios de países del mundo llegaron hasta el Convention Center para tratar el tema de evitar los materiales necesarios para construir un arma atómica en manos del Estado Islámico (EI).

La Presidenta Bachelet fue una de las cuatro jefas de Estado invitadas de América latina, junto con el Presidente Mauricio Macri de Argentina, el Presidente Enrique Peña Nieto de México y en representación de Brasil llegó el Canciller, Mauro Vieira.

El gran ausente en la Cumbre es el Presidente de Rusia, Vladimir Putin.