WikiLeaks publicó este miércoles un conjunto de grabaciones aparentemente procedentes del hackeo de los servidores del Partido Demócrata de Estados Unidos, que incluyen un mensaje de una airada partidaria de Hillary Clinton que pide dejar de "ayudar" a Bernie Sanders.

Los enlaces a las 29 grabaciones se publicaron en Twitter unas horas antes de que el presidente estadounidense, Barack Obama, saliera al estrado en Filadelfia para pronunciar un discurso ante la convención demócrata que proclamó a Hillary Clinton como candidata del partido a la Casa Blanca.

La cita en Filadelfia pretendía ser una muestra de unidad de la formación política, pero ha terminado sacando a la luz el enfado de los partidarios de Sanders, desencantados con el proceso de las primarias.

Las grabaciones de audio no parecen contener ninguna revelación incendiaria.

La web de filtraciones publicó el viernes pasado más de 19.000 e-mails de cuentas de varios altos cargos del Partido Demócrata, en algunos de los cuales se deja ver un intento para perjudicar la carrera del senador de Vermont por parte del propio partido.

La controversia que siguió a la filtración forzó la dimisión de la jefa del partido, Debbie Wasserman Schultz, en la víspera de la convención.

La enojada partidaria de Clinton en cuestión dice en un mensaje de voz de un minuto de duración que está "enfadada" por lo que percibe como un apoyo del partido a Sanders, y por darle al autodenominado socialista democrático "demasiada influencia".

"Bernie es la peor persona del mundo en aspirar [a la candidatura] en el Partido Demócrata, porque no es un demócrata", dice la mujer, no identificada, que asegura que donó 300 dólares a Clinton.

"Dejaré el Partido Demócrata si [éste] sigue consintiendo a Bernie Sanders", asegura.

Se desconoce con qué miembro del partido quería hablar la mujer.

Por el momento no estaba claro si estas grabaciones de audio forman parte de los más de 19.000 mails y sus documentos adjuntos publicados por WikiLeaks el viernes.

 

PUB/IAM