El presidente de EE.UU., Barack Obama, intensificó hoy los esfuerzos contra el zika con la solicitud al Congreso de 1.800 millones de dólares para combatir al virus, aunque a la vez pidió que no cunda el pánico, mientras las autoridades sanitarias no ven probable un brote masivo en el país.

La Casa Blanca adelantó que Obama pedirá al Congreso 1.800 millones de dólares en fondos de emergencia para combatir a nivel nacional e internacional al virus, y después el portavoz del presidente, Josh Earnest, dijo en su rueda de prensa diaria que espera que los legisladores reconozcan la "urgencia" del asunto y actúen "con rapidez".

El Gobierno "está tomando todas las medidas apropiadas para proteger al pueblo estadounidense", afirmó la Casa Blanca al detallar que la solicitud formal de los fondos de emergencia será enviada al Congreso "en breve".

Hasta ahora se han registrado 50 casos de zika importados en Estados Unidos y uno a través de contagio sexual local, en Dallas (Texas), de acuerdo con las últimas cifras de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por su sigla en inglés).

La mayoría de los fondos solicitados por Obama, casi 1.500 millones, son para el Departamento de Salud y los CDC, mientras que el resto irán destinados a la agencia de cooperación internacional (Usaid) y al Departamento de Estado para dar apoyo a los países más afectados por el virus.

Cruz Roja prepara gran movilización para limpiar los criaderos del mosquito aedes
La Federación Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja (FICR) anunció hoy una movilización en todos los países afectados por el zika para apoyar a las comunidades en la eliminación de los criaderos del mosquito que transmite este virus y para que esas áreas se mantengan limpias a largo plazo.

Las área prioritarias serán los suburbios urbanos, "donde hay muchos criaderos" del mosquito debido a las condiciones de insalubridad, dijo la responsable del Departamento de Salud de la FICR, Julie Hall.

Las sociedades nacionales de la Cruz Roja en Latinoamérica y el Caribe movilizarán a su red de voluntarios en esta campaña para mostrar a la comunidades cómo remover los criaderos del mosquito y sus huevos.

La experta explicó que estos pueden secarse y sobrevivir varios meses, incluso a bajas temperaturas, hasta la salida de la larva en cuanto la temperatura aumenta y entra en contacto con el agua.

La OMS declaró el pasado día 1 una emergencia sanitaria de alcance internacional por el aumento de casos de microcefalia en recién nacidos y desórdenes neurológicos en adultos, que se sospecha están relacionados con la propagación del zika.

"Despejar las áreas donde hay mosquitos y sus huevos es tan importante como mantenerlas limpias", sostuvo Hall.

PUB/FHA