Más de una vez, siendo jo­ven y al enfrentarse al es­pejo antes de una entrevista de trabajo se preguntó: ¿Có­mo voy vestido?¿Estará bien mi corte de pelo?

Este mismo hecho tiene incidencia en que la participación laboral de los jóvenes aún sea lenta debido a la mantención de prejuicios que existen contra ellos. De hecho un 59% de los chilenos cree que los jóvenes tienden a ser descuidados o poco prolijos en el trabajo, según el estudio “Jóvenes y Trabajo: Juicios y Prejuicios” realizado por la ONG Genera dado a conocer ayer.

Otro dato importante es que un 57% de los chilenos cree que los jóvenes son flojos en el trabajo, lo que reafirma a discriminación que existe a este grupo.

“Que muchos jóvenes acep­ten trabajar sin contrato, no significa que esté bien”  co­mentó Ana María de la Jara, subdirectora de Genera.

Actualmente las condiciones laborales más malas dentro del mundo del trabaj son para el segmento juvenil.

“Aporreados”

Otras percepciones de los expertos y las investigaciones sobre  el empleo juvenil:

1. Según los expertos, los jóvenes son los últimos en beneficiarse del aumento de empleo y los primeros que sufren las consecuencias negativas cuando éste se contrae. 

2. El 85% de los jóvenes cree que las empresas respetan poco y nada sus derechos.

3. Un 97 % está convencido que denunciar a la Inspección del Trabajo es una pérdida de tiempo.

4. 9 de cada 10 jóvenes entre 16 y 20 años cree que si defiende sus derechos laborales puede perder el trabajo.

5. Falta de contratos regulares, honorarios asociados a metas, nulo pago de imposiciones, previsión y horas extras son reiterativos en este segmento.