Ante la pregunta si acaso los encuestados se identifican con el actual Gobierno o con su oposición, un 34% dijo estar del lado de Michelle Bachelet mientras que un 32% dijo corresponder al sector contrario. Por otra parte, un 31% aseguró no sentirse representado por ninguna de los dos bloques. 

Con ello, las personas que se sienten cercanas al actual Gobierno aumentaron en un punto porcentual respecto a la medición anterior, hecha en diciembre, cuando se consiguió sólo un 33%. 

Por otra parte, las personas que se declararon “de oposición” también disminuyeron ya que en el test pasado se registraron 36%, que implica una caída de cuatro puntos porcentuales en general. 

Respecto a la posición política, un 27% se declaró de izquierda, un 23% de derecha y un 11% de centro. La cifra que los supera a todos, sin embargo, es la posición de independiente que alcanza un 39%. 

Alto rechazo a los bloques políticos

Por otra parte, a los encuestados les preguntaron si aprueban o no cómo la Nueva Mayoría está desarrollando su labor, independientemente de su posición política. En ese contexto, un 67% se manifestó inconforme y sólo un 23% aprobó la gestión del oficialismo. 

Y aunque estas cifras pueden no ser de las mejores para la Nueva Mayoría, de todas formas significaron un avance para ellos, sobre todo si se considera que el rechazo cayó en un punto en relación a la medición de diciembre, cuando se alcanzó un 68%. 

Por otra parte, la aprobación del bloque se mantuvo igual que en la última encuesta, cuando se alcanzó un 23%. Cabe mencionar que el conglomerado está experimentando un aumento sostenido en esta materia que se viene expresando desde agosto de 2015, cuando se llegó a un 17% de respaldo, la cifra más baja conseguida durante el año pasado.

En cambio, Chile Vamos, que debuta en este tipo de encuestas, consiguió un 69% de desaprobación en oposición a un 20% de respaldo, que se acerca a las cifras que conseguía la Nueva Mayoría en octubre del año pasado.   

PUB/JLM