El próximo 23 de octubre se realizarán las elecciones municipales y los partidos se encuentran definiendo las estrategias y las alianzas con las que enfrentarán el proceso. 

Con ese escenario, los secretarios generales de los partidos de la Nueva Mayoría se reunieron la tarde de ayer jueves para avanzar en las plantillas de candidatos y las listas con las que competirán en las elecciones. 

A fines de 2015 ya se había acordado que competirían, en el caso de los concejales, con dos listas. La primera conformada por el PS y la DC y una segunda con el PPD, el PC y el PR dejando pendiente la incorporación de la Izquierda Ciudadana y el MAS.  

Estos dos últimos partidos anunciaron la conformación de una tercera lista acusando al resto de la Nueva Mayoría de marginarlos e iniciaron conversaciones con otros referentes para incorporarlos al pacto. 

La decisión generó molestia entre los grandes de la Nueva Mayoría, según reproduce este viernes La Tercera, lo que fue tratado en la reunión de ayer donde la DC y el PPD afirmó que no se deberían incorporarse fuerzas con las que no hay relación directa ni afinidad, como el PRO, lo que podría debilitar el pacto del bloque oficialista.

De esta manera, la posibilidad de incorporar el partido de Marco Enríquez-Ominami fue bloqueada por los secretarios generales. 

“En estas elecciones no vamos a abrir la Nueva Mayoría a otros partidos, con excepción de un partido que está solicitando el ingreso a la Nueva Mayoría, que es Democracia Regional. Pero otros partidos como el PRO, no, porque no forman parte de la Nueva Mayoría”, dijo el secretario general del PS, Pablo Velozo.  

Por su parte, el vicepresidente PPD Gonzalo Navarrete -quien asistió en reemplazo del secretario general, Óscar Santelices- explicó que el objetivo de una tercera lista es sumar más candidatos, y, por lo tanto, una mayor cantidad de votos. Así, dijo que esa tercera nómina no debe ser “una forma de disolver o fracturar el bloque”. Y agregó: “En la tercera lista se excluyen aquellos partidos que están fuera de nuestro conglomerado. En este contexto, el PRO no está incluido”.

PUB/NL