El ministro del Interior Jorge Burgos calificó de "poco atingentes" las palabras del hijo de la Presidenta Michelle Bachelet, Sebastián Dávalos, en su tercera declaración ante el fiscal Luis Toledo en el marco del Caso Caval.

Eso luego que el otrora director del Área Sociocultural de la Presidencia acusara al ex jefe de gabinete Rodrigo Peñailillo de usar el mencionado caso para desviar el foco de atención respecto a su vinculación en el caso Soquimich.

"Al final, cuando la institucionalidad funciona no se perjudica al gobierno ni a nadie, lo importante es que en Chile funcionen las instituciones más allá de la condición o calidad de las personas que son citadas a declarar, eso es lo esencial, en consecuencia no hay un perjuicio desde la perspectiva fundamental, las declaraciones las evaluará el fiscal, son declaraciones basante poco atingentes respecto al tema que se investiga, son declaraciones políticas bastante alejadas de la materia que se investiga", sostuvo sobre el tema.

Pese a esto, Burgos no quiso referirse más al caso, precisando que "el fiscal finalmente llegará a la decisión de formalizar o no formalizar, son declaraciones de particulares".

PUB/CM