Este jueves se dio a conocer el barómetro Cerc-Mori correspondiente a diciembre del 2015, en donde el Gobierno logró una aprobación del 33% y un rechazo del 52%.

De esta manera, el Ejecutivo cayó 12 puntos en su adhesión durante el año anterior, ya que comenzó con un respaldo del 45%.

Al respecto, el análisis señala que "el año 2015 se caracteriza por una agenda llena de negativos, donde predomina la baja aprobación del segundo gobierno de Michelle Bachelet. Es el año con la mayor percepción de decadencia de estancamiento desde 1990. A ello se le añade la corrupción en la política y la colusión de emblemáticas empresas".

De igual manera, se indica que la mayor diferencia de adhesión al Ejecutivo "se produce en el centro político donde el 72% la apoyaba en 2008, mientras que en 2015 solo la apoya el 39% con una diferencia de más de 30 puntos porcentuales. A ello se le suma que en la derecha solo tiene un 9% de apoyo en 2015, mientras en 2008 tenía más del dobre con un 23%", agregando que "el gobierno en 2015 aparece así, no derrotado por la oposición, sino más bien por sus propios votantes, donde el centro político deja de apoyarlo".

El estudio además reveló que el 91% de los encuestados asegura que será beneficiado por alguna de las reformas del Gobierno, precisando eso sí el barómetro que "el ser beneficiado por las políticas públicas ya no es motivo para aprobar un gobierno".

En ese sentido, el 31% asegura que la gratuidad en la educación superior será la reforma que le otorgará mayores beneficios, siendo seguida con un 25% por la construcción de hospitales nuevos.

PUB/CM