El senador de la UDI, Jaime Orpis tiene un trámite muy importante anotado en su agenda para este viernes en la tarde: debe declarar por quinta vez por su presunta participación en el caso Corpesca. Y aunque conoce cómo funcionará el trámite que encabezará la fiscal Ximena Chong, en esta oportunidad todo se diferenciará pues declararía mal uso de las asignaciones que recibió del Parlamento.

Así al menos lo indica La Tercera, medio que afirma que el senador se enfrentará a una fiscalía que ya tiene en su poder los testimonios de cinco asesores de Orpis que acusarían una maña práctica gestionada por el senador. Según ellos, quienes habrían trabajado con él prestando servicios externos al Congreso, el militante de la UDI les habría pedido cobrar al Senado un monto más alto que el real. 

Estas personas consultadas por la Fiscalía habrían declarado además que el monto que pedían de más, debían ser devueltos al senador mediante otras cuentas ligadas a él.

Ante la contundencia de los documentos que tendría el Ministerio Público, el senador Jaime Orpis estaría dispuesto a admitir el mal uso de los dineros que recibió de parte del Congreso. Con ello, buscaría generar las condiciones para ganar una atenuante cuando se le formalice bajo el marco del caso Corpesca. 

“No voy a mentir sobre asignaciones”, habría dicho el senador días antes de realizar su declaración.

La Fiscalía cifró en cerca de $150 millones el monto que el senador habría recibido de forma maliciosa. Con ello, el Ministerio Público tendría argumentos suficientes para formalizarlo por cuatro delitos: fraude al Fisco, cohecho, facilitación de boletas ideológicamente falsas y lavado de activos. 

PUB/JLM