Es candidato a diputado por el distrito 27, que incluye l la zona donde su padre es alcalde. Cree que la política será una actividad feliz "cuando asumamos las buenas prácticas". Respondió el "Cuestionario de la Felicidad" de Publimetro


¿Cuál es el momento más feliz del día para usted?

-Cuando le leo un cuento y abrazo a mi hijo Rafael antes de dormir. 

Fuera del nacimiento de sus hijos o el matrimonio, ¿qué momento guarda como el más feliz de su vida?
-Cuando mi padre resultó reelecto como Alcalde de El Bosque, con el 65% de los votos en la última elección. También me hace muy  feliz el haber tenido la oportunidad en estos meses de conocer a miles de personas que con mucho esfuerzo salen a delante y me han entregado su apoyo.

¿Qué debe ocurrir en  Chile para que sea  un país más feliz?
-Que se termine la vergonzosa desigualdad que nos afecta, que desaparezca la discriminación y seamos un Chile de todos y todas.

Entregue un consejo práctico para ser feliz
-Vivir con optimismo,  mirar el lado positivo de las cosas, con el convencimiento de que cualquier tropiezo puede ser una nueva y gran oportunidad; porque los sueños sí son posibles.

¿Qué color relaciona con la felicidad?

-El Verde. Me encanta verlo en sus diversos matices, especialmente en la naturaleza. Es un color que representa la esperanza y la templanza, dos valores muy importantes en la sociedad, es por ello que lo he escogido como el color que representa mi campaña.

¿Qué olor relaciona con la felicidad?

-El aroma a tierra húmeda, ese que surge cuando uno riega el jardín.

 ¿Es usted una persona feliz?

-Me siento muy feliz con lo que estoy haciendo, porque tengo la oportunidad de conversar con los vecinos y vecinas, para quienes es muy importante sentirse escuchado. Esto me reconforta y me entrega mucha felicidad. 

¿Son felices los chilenos?
-Por momentos pareciera que los superan las dificultades, pero en su gran mayoría los chilenos son felices y lo demuestran en las distintas celebraciones que tenemos en el país. Uno de mis mayores desafíos cuando triunfemos, es contribuir a crear una sociedad justa donde los chilenos y chilenas se sientan apoyados y por tanto más felices.

¿Es la política una actividad feliz?
-Será, cuando asumamos las buenas prácticas y la buena política. Es por ello que decidí emprender este camino, para poder representar los intereses de las personas y contribuir así a prestigiar la política.

¿Cómo le ha llevado usted felicidad a los chilenos?

-Entregando miles de árboles nativos, plantas, operativos con las mascotas   y cientos de libros de cuentos a niños y niñas de nuestras comunas de  El Bosque, San Ramón y La Cisterna; contribuyendo con ello a crear  lazos y confianza, elementos necesarios para emprender un camino hacia una nueva sociedad inclusiva que respeta la diversidad y responde a las necesidades de todos y todas.
 
¿En qué lugar usted es más feliz?

-En el patio de la casa de mis padres, cuando comparto la vida con mi familia, amigos  y amigas.

¿Cómo le gustaría, en términos de felicidad, que terminara su mandato?

-Con un país más igual y justo, con pensiones dignas, con salud de calidad para todos y todas. Con un sistema educacional distinto que prime la calidad y la gratuidad, sin discriminaciones, con barrios más seguros, con parques abiertos que sean ocupados por los vecinos y vecinas; con empleos dignos, con empresarios que crean en un Chile de todos y todas, y que la política recupere el sentido público, aportando definitivamente a construir una mejor sociedad.

¿Qué pueblo asocia con la felicidad?

Creo que debemos trabajar para que cada espacio territorial se transforme en un lugar donde las personas se sientan felices, todos los pueblos deberían asociarse con la felicidad. Personalmente, un lugar que me hace muy feliz es Valparaíso, con todo su valor patrimonial.

¿Hace el dinero la felicidad? ¿Ayuda entonces?
-El dinero puede ayudar a obtener cosas materiales que asociamos a momentos concretos que nos sentimos felices, pero la felicidad real es abrazar a las personas que quieres, el ver crecer a tus hijos e hijas sanos, entre otras cosas que son las que realmente nos hacen más felices, pero la felicidad no es posible cuantificarla.