Este domingo el ex candidato presidencial de la UDI, Pablo Longueira, publicó una columna de opinión donde aseguró que la política actual está desacreditada y desvalorizada ante la ciudadanía, y criticó la labor de la Fiscalía, sobre todo en término de las filtraciones recientemente conocidas. 

En ese sentido, el vocero de Gobierno, Marcelo Díaz, respaldó parte de la visión de Longueira asegurando que efectivamente hay un descrédito a las instituciones de varias materias, como la política y la fe. 

“Es un momento complejo para la política y para el conjunto de las instituciones vinculadas al poder, incluso más allá de esta esfera, el fútbol, la iglesia, los empresarios”, dijo el vocero, congeniando con el ex candidato presidencial del gremialismo. 

En ese sentido, aseguro que “lo que tenemos que hacer, comportarnos a la altura de lo que la gente espera”.

Para él, eso significa “dejar que las instituciones que investigan irregularidades y eventuales delitos en el marco de los asuntos relativos al financiamiento de las campañas políticas lo hagan con total tranquilidad y respetemos sus decisiones”. 

“Dejemos fiscales hagan su pega que, los tribunales hagan su trabajo y respetemos su decisión”, dijo el vocero, haciendo referencia a la parte en que el vocero criticaba las filtraciones desde el Ministerio Público.

Por otra parte, con un tono un poco más crítico, el vocero recomendó a los actores de todos los bloques “no intentar utilizar políticamente estos hechos”, haciendo un especial énfasis en las materias que están siendo objeto de investigación de la política. 

“Uno dice que la clase política está desprestigiada, claro, se contribuye más a ese desprestigio cuando se quiere sacar créditos políticos de situaciones que hoy están siendo investigadas por los fiscales, o que están siendo consideradas por los jueces”.

“Dejemos que las instituciones hagan su trabajo, con el respeto de todos”, finalizó el ministro. 

Cabe señalar que estas palabras se dieron justo en el momento en que el bloque de oposición, Chile Vamos, hizo una vocería criticando la actitud de la Presidenta Bachelet tras la formalización de Natalia Compagnon bajo el marco del caso Caval. 

PUB/JLM