El diputado y presidente de la Izquierda Ciudadana, Sergio Aguiló, consideró “inadmisible” e “incomprensible” el incidente protagonizado por ex presidentes latinoamericanos de derecha que se encontraban presentes en las elecciones parlamentarias venezolanas ejerciendo el rol de “acompañantes políticos”.

Los ex mandatarios llamaron a cerrar anticipadamente las mesas de votación, supuestamente para evitar que los partidarios del gobierno intentaran realizar un esfuerzo de última hora para revertir un resultado adverso en los comicios parlamentarios.

Aguiló, quien se encuentra en Venezuela como observador invitado por organizaciones de DDHH de esa nación, manifestó que los ex Jefes de Estado “se supone deberían tener la responsabilidad de alentar paz y no a inmiscuirse en la política interna de un país hermano”.

Los ex mandatarios Andrés Pastrana (Colombia), Jorge Quiroga (Bolivia) y Luis Alberto Lacalle (Uruguay), pidieron que se cerraran los centros de votación a las 18:00 horas local venezolana, pese a que la norma electoral de ese país lo prohíbe en caso de que aún haya electores dispuestos a votar.

A consecuencia de esta injerencia, el presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Diosdado Cabello, solicitó al Consejo Nacional Electoral (CNE) de su país, que retirara primero las credenciales de "acompañantes políticos" a los ex presidentes, y luego, que expulsara del país a los ex Jefes de Estado.

PUB / DIG