El ex senador y vicepresidente de la colectividad de izquierda planteó diferencias con el Ejecutivo en torno a las indicaciones presentadas durante la tramitación de la reforma laboral.

El ex senador y vicepresidente del Partido Socialista Camilo Escalona afirmó que existe descontento entre los dirigentes sindicales adscritos a esa tienda política frente a las indicaciones planteadas la semana pasada por el Gobierno al proyecto de reforma tributaria.

“Creo que el Gobierno ha colocado al Partido Socialista en un gran problema”, advirtió el ex parlamentario, en declaraciones al programa "Mejor hablar de ciertas cosas" de TVN.

Según Escalona, si bien se ratificó que el Ejecutivo pone término en la propuesta al reemplazo por huelga realizado por personas ajenas a la empresa, “los dirigentes sindicales del socialismo con los que he podido dialogar este fin de semana señalan un problema sin solución”.

Dicho problema, agregó, reside en los cambios a la negociación interempresa. “Se modifica radicalmente la legislación actual en contra de los sindicatos. No es un avance ni se mantiene lo que hay, sino que la situación queda peor para los dirigentes sindicales”, precisó.

Según el ex senador, según el estado actual del proyecto se establece voluntariedad para negociar a todas las empresas con menos de 200 trabajadores. “En estos casos, el empleador no está obligado a efectuar la negociación”, señaló.

“El PS tiene su fuerza sindical principalmente en ese sector. Prácticamente todos esos sindicatos quedarían desbaratados”, advirtió.

Escalona recordó, asimismo, que la Presidenta Michelle Bachelet “es militante del Partido Socialista”.

PUB/FD