Este lunes llegó a Chile el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, quien llegó al país para mantener una cargada agenda que busca fortalecer los lazos diplomáticos que existen entre ambos países. 

La visita del mandatario turco se inició con una ofrenda floral que depositó ante el monumento al Libertador Bernardo O’Higgins, ubicado en plena Alameda. Tras ello, Recep Tayyip Erdogan fue hasta el Palacio de La Moneda donde fue recibido por Michelle Bachelet. 

La visita busca fortalecer los lazos diplomáticos y económicos entre ambas naciones, considerando que desde el año 2000 se tramitó un tratado de libre comercio que entró en vigencia el 1 de marzo de 2011. 

A causa de ello, se eliminaron las barreras arancelarias en la importación y exportación de productos, cuestión que ha favorecido la economía de las dos naciones.

Cabe señalar que los nexos entre ambos países comienza en 1926, cuando Chile reconoce el nacimiento oficial de la República de Turquía, convirtiéndose así en el primer país latinoamericano en realizar un gesto de este tipo. 

Difícil momento internacional

Por otra parte, Recep Tayyip Erdogan realizó este viaje en medio de un duro momento internacional. De hecho, el Mandatario ha recibido críticas de parte de la Otán, que le exige que aclare la razón de los ataques realizados por guardias fronterizos turcos a localidades sirias.

Es en ese contexto que una decena de personas llegó hasta el Palacio de La Moneda, con una bandera roja y negra para rechazar la visita de Recep Tayyip Erdogan. 

En la bandera se podía leer la leyenda "El pueblo kurdo no está solo". No obstante, los manifestantes no pudieron llegar hasta el palacio. 

Tras completar su agenda en el país, el mandatario turco visitará Perú.

PUB/JLM