El senador socialista Fulvio Rossi reaparecía este lunes en el Congreso después de cuatro meses de ausencia por licencia médica, debido a que estuvo convaleciente por una operación de cáncer a la tiroides. 

La recuperación del polémico parlamentario, quien tenía paralizadas sus cuerdas vocales, fue más complicada de lo que se esperaba, por lo cual debió prorrogar su licencia en dos oportunidades, lo que coincidió con la revelación de sus vínculos con el caso SQM. 

El 1 de diciembre pasado, 10 días después de ser operado, se conocieron los correos electrónicos que el senador envió al ex gerente general de SQM, Patricio Contesse, formalizado en la causa, en los que pedía aportes paras las campañas de 32 candidatos a alcaldes y concejales. 

Rossi fue citado a declarar por la Fiscalía Nacional, pero ha presentado estas licencias médicas para no concurrir. Se estima que luego de su reaparición en el Senado, el Ministerio Público volverá a citarlo a declarar. 

El senador suspendió su militancia en el Partido Socialista. También enfrenta una querella de su acérrimo antagonista en el norte, el diputado comunista Hugo Gutiérrez. 

PUB/JLM