Este miércoles las comisiones Caval I y Caval II de la Cámara de Diputados aprobaron los textos que fijan las conclusiones de ambas investigaciones. Entre los puntos que acordaron los diputados se encontraba recomendar al Gobierno “censurar” al administrador de La Moneda, Cristián Riquelme, luego de haber sido vinculado al caso tras el permanente contacto que mantuvo con Juan Díaz, uno de los imputados por en la causa. En ese sentido, el ministro Secretario General de Gobierno salió a separar las aguas entre los poderes del Estado y dijo que aunque analizarán las recomendaciones, la continuidad del personal que trabaja en el Palacio corresponde únicamente al Ejecutivo.   

“Nosotros respetamos la función fiscalizadora de la Cámara de Diputados”, dijo el vocero Díaz y agregó que “el informe contiene múltiples propuestas. Algunas nos parecen que hay que revisarlas con un mayor análisis porque son contribuciones a la agenda de probidad”. 

Sin embargo, sobre la sugerencia de sacar a Cristián Riquelme desde la administración de La Moneda, recalcó que tal decisión corresponde sólo a la Presidenta de la República. 

“Respecto a los funcionarios de Gobierno, es una materia que le corresponde al Ejecutivo y por lo tanto es un asunto que nos corresponde solo a nosotros de considerar”, finalizó el ministro. 

Cabe recordar que entre otras conclusiones, las comisiones Caval de la Cámara concluyeron que era conveniente “censurar” en su cargo a Riquelme, se cuestionó la existencia del cargo de director sociocultural (rol que al inicio del período de Bachelet recayó sobre Sebastián Dávalos, su propio hijo) y se indicó que la municipalidad de Machalí no estuvo “a la altura” de reaccionar a tiempo ante un eventual delito ocurrido en su distrito. 

PUB/JLM