El vocero de Gobierno, Marcelo Díaz, aseguró que el Ejecutivo no está pensando en analizar “en particular” el artículo de la Ley del Royalty que envió el ex gerente general de SQM, Patricio Contesse, al entonces senador de la UDI, Pablo Longueira, y que quedó plasmado en la ley.

“La legislación contempla los cauces institucionales a través de los cuales se modifican las leyes vigentes. Por cierto, esas son herramientas que están siempre a disposición, tanto del Ejecutivo como del parlamento, pero no es algo que hoy día estemos analizando en particular”, señaló Díaz.

El ministro de Estado también reiteró que, aun cuando el Gobierno no emite sentencias ni juicios respecto de las investigaciones particulares que realizan los fiscales y los tribunales de justicia, “no podemos permanecer indiferentes frente a hechos que atentan contra la salud del sistema democrático”.

Díaz dijo que “una investigación por un delito de cohecho en la tramitación de un proyecto de ley sin duda, es siempre grave, y eso fue lo que afirmé hace un par de días, y hoy lo reitero: somos y seremos respetuosos respecto del ejercicio y las facultades de los fiscales y el Ministerio Público, y también respecto de las resoluciones judiciales”.

Dicho parámetro, agregó, “es una doctrina invariable en la conducta del Ejecutivo, pero evidentemente que el debate estas últimas 48 horas en torno a los hechos que todos hemos conocido son, evidentemente, serios porque dan cuenta, insisto, de hechos que atentan o ponen en cuestión la forma en que tramitamos las leyes y afectan, desde esa perspectiva, la salud de nuestro sistema democrático”.

Consultado por los dichos del ex presidente Sebastián Piñera, quien defendió la Ley del Royalty Minero, el secretario de Estado dijo que "son sus palabras acogiendo responsabilidad del envío de ese proyecto. Creo que los proyectos que envían los Gobiernos nos corresponde defenderlos a los que son parte de esos Gobiernos".

PUB/CM