Tras las críticas que desató la realización de un documental sobre los principales hitos del segundo gobierno de Michelle Bachelet, el ministro Secretario General de Gobierno subrogante, Osvaldo Soto, salió a defender el proyecto, que tendrá un costo de $40 millones y quedará a cargo de Tatiana Gaviola. 

“No es una campaña publicitaria”, afirmó el vocero (s), quien aseguró que la obra “no es un documental, sino que tiene que ver básicamente con un archivo, un ejercicio de guardar y mantener la memoria de lo que es un determinado gobierno”.

Soto enfatizó que el motivo de la realización es “guardar la memoria del accionar del Gobierno: esto es memoria y archivo”, e indicó que si bien algunas administraciones anteriores han publicado libros sobre su gestión, en esta oportunidad se decidió crear una producción audiovisual.

En ese sentido, aseguró que la designación de Gaviola como realizadora se ajusta a la legislación vigente. 

“El trato directo es uno de los mecanismos establecidos en la ley de compra”, precisó el portavoz. “Desde ese punto de vista se cumple plenamente el requerimiento de legalidad”, recalcó.

Críticas a la oposición

El ministro (s) también criticó a los parlamentarios opositores que interpusieron oficios en la Contraloría General de la República con el fin de impugnar la realización del video.

“La oposición va con actitudes leguleyas a la Contraloría objetando cierto accionar del Gobierno. El diputado (Felipe) Ward ha hecho una práctica habitual de eso”, indicó.

“Lo que nos gustaría es que una vez que el ente contralor se pronuncie sobre estos temas también se difunda de la misma manera, ya que en distintas oportunidades hemos tenido solicitudes de pronunciamiento de la Contraloría y lo que (este organismo) ha señalado en varios casos es que los mecanismos que se utilizan y las razones esgrimidas por el Ejecutivo son atingentes”, declaró.

PUB/JLM