A propósito de la “improvisada” visita de la Presidenta Bachelet a La Araucanía, el diputado de la UDI Gustavo Hasbún criticó duramente la decisión de la Mandataria de no informar sobre el viaje al ministro Jorge Burgos, lo que –a juicio del legislador- “es una desautorización expresa y pública hacia el titular de Interior”.

“Bachelet ha desautorizado al único ministro que intenta hacer las cosas bien en el gobierno. Se trata de una desautorización expresa, pública y vergonzosa hacia un ministro que no fue informado ni invitado a la visita ‘encubierta’ de la Presidenta”, dijo.

Y es que a juicio de Hasbún, “nadie puede entender que el responsable de la seguridad interior del Estado no haya acompañado a la Presidenta a una zona donde se cometen serios atentados terroristas contra la población, donde hay grupos subversivos vinculados con las Farc y en donde ningún plan de seguridad ha logrado poner término a las quemas de camiones, a los atentados a la población civil ni a los ataques a Carabineros”.

“La única explicación lógica es que la labor del ministro Burgos no es bien evaluada por Bachelet. Los altos índices de inseguridad en la población y el fiasco en el nombramiento de la primera propuesta para Contralor General, han deteriorado el poder de Burgos al interior del gobierno”, afirmó el parlamentario.

Para el diputado de la UDI, “esconder este viaje al Ministro del Interior es una invitación explícita por parte los sectores más ultra de la Nueva Mayoría para que el secretario de Estado, en un acto de dignidad, presente su renuncia. Sin embargo –recalcó Hasbún- eso significaría un gran error”.

“Con todos los errores que se cometen en el gobierno, Burgos ha sido el único que ha actuado con algún grado de sensatez y moderación ante la retroexcavadora de la izquierda, la que al parecer ya se tomó el poder y no dará su brazo a torcer, aunque ello signifique perjudicar a todos los chilenos”, finalizó Hasbún.

PUB/CM