El actual agente chileno ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), José Miguel Insulza, realizó un alto en sus días de descanso para analizar el momento que vive el ex ministro Pablo Longueira, nombre que articuló durante los gobiernos de la Concertación varios acuerdos políticos y ahora está en el radar de la justicia por correos electrónicos que envió al ex gerente de SQM, Patricio Contesse.

El también ex secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), recordó que el ex ministro "en un momento determinado prestó importantes servicios al país. Eso no lo exime de presentarse ante la justicia, no veo por qué tenemos que ser tan radicales".

"Longueira está retirado de la política (...) Él cumplió muchas buenas funciones, negoció muchas cosas y seguramente intercambió mucha información con muchos empresarios y gente del mundo de la política y eso era perfectamente normal", complementó.

Consultado sobre el juicio que la opinión pública realiza de Pablo Longueira y otros personeros políticos, como Marco Enríquez-Ominani, también vinculado con la minera no metálica, Insulza indicó que "no soy partidario de los linchamientos populares. Nunca lo seré, aunque haya un delito flagrante".

El agente chileno, por último, reiteró que el ex personero UDI se encuentra retirado de la actividad política pero eso no lo priva de presentarse ante la justicia, caso contrario de lo ocurrido con ME-O: "En el plano político sí (debe dar explicaciones). En el plano legal, los dos deben dar explicaciones ante la justicia".

PUB/VJ